10. Harimaguada. David Román

HARIMAGUADA

David Román

Anoche soñé, soñé con unas luces brillantes que bajaron del cielo nocturno a nuestras cumbres calcinadas:

—¿Quiénes son ustedes? —pregunté.

—¿No nos reconoces? Somos tu abuelo, tu bisabuela, tu tatarabuelo… él es Adargoma, ella es Tenesoya, aquel que baja con fuerza hacia Fagajesto es Artemi Semidan, el de atrás rumbo a Valleseco es Guayasén que viene junto a su esposa Attendiura, aquellas que van hacia Tamadaba son Arminda y Abenchara, los que van al Valle y Risco de Agaete son Maninidra y Cataifa. ¿Ves aquell@s que van hacia Artenara y Tejeda?, son los últimos alzados que quedaron en Ansite. Y esa es Tenagay, la agorera de Agáldar junto a las harimaguadas de La Furnia que van hacia La Guancha.  

—¿Y tú?, ¿tú quién eres?

—Soy tu madre, la madre de todos… Attidamana.

—¿Y qué hacen aquí?

—Hemos venido a dar luz y energía a todo lo sucedido en nuestra tierra, venimos a devolver la vida al lugar, se llama «Ciclo de la vida». Y ahora debemos hacer nuestro trabajo antes de que amanezca y puedan vernos.

—¡No, no te vayas! 

—Shhhhhh, sigue durmiendo, que pronto les toca a ustedes cuidar la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *