145. Casas y Ruletas. Nauzet González

Casas y Ruletas

Nauzet González

…. Yo, mi casa, y los muebles que mal la habitaban en un soliloquio de síndrome de Diógenes comedido, en un desorden para mi familiar, se reagruparon por tamaños, utilidades y colores. La colada en el tendedero desprendía un olor floral que se mezclaba con un olor fétido a soledad por todos los rincones. Entré en pánico, de repente me sentí muy cansado y me quedé dormido viendo un reportaje sobre las víctimas del maldito virus. Me levanté a las 7 34 con el sonido de Yaiza, la tórtola verde y blanca que se posaba en mi balcón todas las mañanas a las 7 30, y a la que yo espantaba con el palo de la escoba, no porque tuviera nada en contra de ella, sino porque siempre me dejaba en la ventana un recuerdo en forma de asquerosa, amarillenta y corrosiva cagada, pero ese día Yaiza convirtió su lenguaje de ave en perfecto español con acento canario, me contó que ella también había estado enjaulada un tiempo, pero que pudo escapar un día que Jonay, el niño de la casa abrió la jaula para acariciarla, y que le había cogido tanto cariño al niño que un tiempo después volvió para visitarlo, pero ya no estaba: se habían mudado. – ¿Ahora ya sabes lo que es estar enjaulado, preso?, me preguntó el ave señalándome con el pico la jaula con una pareja de canarios que colgaba de la pared, reflexiona Nau, reflexiona, me insistió mientras se iba, no sin antes cagarme en la ventana. Abrí la jaula de los canarios esperando que se fueran, pero se negaron a marcharse, – estamos acostumbrados a estar encerrados y que nos des de comer, fuera no sobreviviríamos dos días, dijo el más amarillo. Los muebles seguían jugando conmigo al despiste, sobre todo la vieja nevera y la lavadora que me vacilaban intercambiándose sus lugares, la nevera abría y cerraba su puerta cuando le daba la gana, y la lavadora me escondía siempre un calcetín sucio en el fondo al que nunca le encontraba su pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *