66. Cena de brujas. Celia Sánchez

CENA DE BRUJAS

Celia Sánchez

Citadas a hora punta,

las brujas se congregan.

Van tomando asiento

alrededor de la mesa,

hecha artesanalmente 

con maderas de  cajas de tomates,

recopiladas cuando la zafra.

Cada una aporta al encuentro

distintos manjares preparados por ellas.

La leña cruje en la pequeña hoguera,

hecha con haulagas y madera seca.

La estancia irradia temperatura amable

y llamaradas del color del aura.

Convirtiendo aquel habitáculo frío e inerte

en lugar mágico.

Aguardiente, licores y mejunjes.

Papas con mojo, jareas, dátiles,

pella de gofio, higos pasados,

carajacas y frangollo.

A la misma vez que comen,

las brujas hablan de trabajos hechos,

tierra de cementerio,

partos, males de ojo, soles en cabezas,

cataplasmas, ungüentos,

y amarres de huevos al diablo.

Entre anécdotas y cantares la noche pasa.

Se termina el aquelarre.

Cada bruja de una en una 

o en parejas,

abandonan la casa al alba,

para no levantar sospechas.

Con faroles alumbran a su paso las veredas. 

Sigilosas hasta la próxima cena. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *