84. El pescador. Rosa Mª Martinón

TRÍPTICO

Roas Mª Martinón

Te recuerdo

Como al viejo pescador

en su barquilla, 

siempre envergando en silencio

tus sueños junto a mi orilla.

……………. O ……………

Silencio.

Se despierta la mar.

He pasado la noche a su vera,

plenilunio de amor y de espera.

Caminé por sus viejos caminos

erizados de lunas y de estrellas,

por sus charcos de plata,

por senderos de conchas y arena,

por sus rocas rugosas

con sabor a marisco y ausencias.

Buceé mis amores perdidos

sin temor por las viejas Almejas.

En el fondo, sagrada, La Guancha,

con su manto de espuma y de leva.

Silencio. 

Se despierta la mar.

He pasado la noche a su vera,

plenilunio de amor y de espera.

……………. O ……………

Volverán a nacer las horas quedas,

silenciosas, en paz, junto a La Guancha,

el libro a medio abrir y sobre el mar

un camino que invita a la esperanza.

No digas que se fueron los amigos,

están todos aquí, solo uno falta,

pescador de ensueños infinitos

se perdió para siempre en la mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *